Necrópolis. Los Caminantes II., Carlos Sisí

30 ago. 2016

Necrópolis, Carlos Sisí
¡Hola de nuevo!
Vuelvo a la carga con los Zombies de Carlos Sisí, porque como ya os comenté en mi reseña de la primera parte de Los Caminantes, tenía muchísimas ganas de continuar con la saga y saber de las desventuras de los supervivientes de la pandemia. Pero ahora necesito un poco de amor en mi vida, después de dos libros en los que la crueldad y la maldad humana se encuentran en pleno apogeo, voy a leer algo feliz, pero eso si, volveré a por más Zombies, porque esta saga es demasiado buena para dejarla olvidada en un cajón.

Resumen sin muchos spoilers
Después de resistir al ataque del Padre Isidro, los supervivientes de Carranque se encuentran con la sorpresa de que su líder por antonomasia, Juan Aranda, ha conseguido dominar el virus que afecta a la humanidad y caminar entre los Zombies sin ser atacado.
Pero al enfrentarse a una situación tan voluble e inestable como es su porvenir, al no saber cuales serán las consecuencias que producirá Necrosum en su sistema, Juan decide embarcarse en una expedición al exterior aprovechando su don el tiempo que dure, y así, poder llegar a los estudios de Canal Sur para intentar mandar un mensaje a los posibles supervivientes que queden.
El problema es que, a falta de una comunicación con Carranque, no podrá intervenir en los siniestros acontecimientos que están por llegar y que convertirán su tan amado hogar, en una ciudad de muerte y ceniza.

Crítica con muchos spoilers
Este libro es demasiado duro, Carlos Sisí vuelve a profundizar en la psique humana a través de sus Caminantes, y te demuestra que, a veces los monstruos no viven en los cuentos, los monstruos no son realmente los Zombies, los monstruos somos nosotros mismos y nuestro egoísmo exacerbado.
Como obertura, relata como a pesar de resistir a la pandemia, muchos campamentos y grupos de supervivientes han ido cayendo por la crueldad humana, algunos por celos, otros por envidia y codicia, pero todos por falta de la generosidad y empatía necesaria para una convivencia eficaz, que pueda combatir al enemigo como un todo, y tenga alguna posibilidad de éxito.
Me ha recordado un poco a Saw VI, en esta película son varias las victimas del juego de puzzle y deben ir superando las pruebas para sobrevivir, pero a pesar de que ellos creen que deben ir eliminando participantes para poder salvarse, al final se desvela que la única forma de escapar con vida era, trabajar en equipo. Ambas tramas demuestran que el individualismo humano prima sobre el bien común, y el afán por la autosalvación puede nublar la vista para alcanzar la verdadera supervivencia.
Para mi gusto la decisión de Juan Aranda de irse del Carranque fue demasiado forzada, y las situaciones que vive tampoco me suponen gran interés. Por el contrario la situación en el Campamento Malagueño si que me puso la piel de gallina.
Entran en escena dos factores, el Escuadrón de la Muerte se va a buscar lo que no se le ha perdido a un barco, lo que solo consigue que acabe reducido a la mitad y que Carlos Sisí me recuerde más a George R. R. Martin, con su facilidad para matar a personajes sin importarle el peso que tengan o no en la novela, porque la muerte de Dozer me dejó a cuadros escoceses.
El segundo factor, aparecen "Los Sociopatas", que buscando ganar un juego macabro, destruyen el campamento para llevarse a Isabel como trofeo; tanta muerte y destrucción, me dejó el corazón en un puño.
Por otro lado, el resurgimiento del Padre Isidro de nuevo ha sido demasiado intrascendente, debería haber armando más revuelo con su nueva condición Zombie-Inteligente, ya que estamos, si va a ser el villano, que sea el mejor. Pero ha pasado un poco sin pena ni gloria.
La aparición de Alba, Gabriel y Gulich me robó el corazón, y cada vez que entraban en escena me veía a mi misma diciendo: ¡como le pase algo a estos niños dejo de leer ahora mismo!, pero al final los ha convertido en pequeños héroes, y le ha dado a Gulich, el perro anti-zombies, un final muy triste, pero lógico y digno; aún así, ha sido la muerte más dura que he leído en los dos libros.
Por ultimo, el tema de el pequeño destello de humanidad en la mente de Reza me dejó intrigada, y me hubiera gustado saber más acerca de este personaje, a pesar de ser un pedazo de cabrón y el artífice de la destrucción de Carranque.
Al final del libro vuelve a abrirse la incógnita de que será lo malo que le ocurrirá al pequeño grupo malagueño, porque parece que la suerte no esta de su lado, y se encuentran ahora, en manos de unos militares en los que quizás, nunca debieron confiar.
Lo único malo que tiene este libro es que a veces es tan sumamente cruel que te cuesta seguir leyendo porque te duele hasta el alma darte cuenta de que el ser humano puede llegar a ser tan ruin.
¡Recomendadísimo!
Caerá próximamente el tercero, lo garantizo.




 Valoración:       


PUEDES SEGUIRME EN:

2 comentarios:

  1. Hola! Yo no tiene mucho que descubrí estos libros, se ven muy interesantes y la verdad la portada me llama mucho la atención, definitivamente quiero leerlos.
    Quería decirte que te he nominado al premio Best Blog, si gustas participar y saber en que consiste, visita esta entrada: http://boisde-merveilles.blogspot.mx/2016/09/premio-best-blog.html
    Saludos, buena reseña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, espero que te los leas porque merecen la pena.
      Besitos

      Eliminar

¡Gracias por comentar! Me encanta saber tu opinión, ya que sin ella, este Blog no sería ni la mitad de interesante.
Prometo contestar siempre.